ANÁLISIS DE ALIMENTOS - INOCUIDAD

Para conocer la calidad de un producto, Mycotox Lab realiza una serie de análisis en los alimentos según el producto para la determinación de su estado y saber si el mismo es apto o no para su consumo.

Todos: fabricantes, elaboradores, manipuladores y consumidores de alimentos, tienen la responsabilidad de asegurarse que los alimentos sean inocuos y aptos para el consumo. La responsabilidad del control de los ingresos microbiológicos, recae sobre los individuos que intervienen en todas las fases de la cadena alimentaria, desde la explotación agrícola o ganadera hasta el consumidor final. Visto desde esta perspectiva, el análisis debería aplicarse dentro de un contexto estratégico, organizativo y operacional reconocido.

La inocuidad de los alimentos solo se logra cuando la organización ha establecido una metodología adecuada para identificar, controlar y mantener los peligros asociados con la producción dentro de niveles aceptables.

CALIDAD PARA EL CONSUMO

El deterioro de los alimentos ocasiona pérdidas, es costoso y puede influir negativamente en el comercio y la confianza de los consumidores; por consiguiente, es imprescindible un control eficaz de la higiene, a fin de evitar los daños ocasionados por los alimentos y por el deterioro de los mismos, por salud y economía.

LOS ALIMENTOS DEBEN REUNIR LAS SIGUIENTES CONDICIONES

1. El componente alimentario, debe ser convertido en el estómago en una sustancia soluble, para poder ser absorbida en el intestino, ya que sin ello sería deficiente la absorción del valor nutritivo en el alimento.

2. Debe participar en un sistema funcional del organismo, es decir, participar en los procesos de síntesis, de producción enzimática o suministro directo de energía. Esta capacidad de utilización metabólica, es totalmente independiente de los factores condicionantes de la utilización digestiva.

El valor nutritivo de un alimento depende en primer lugar de la digestibilidad de sus componentes y posteriormente, de su uso metabólico definido por el término de retención. La medida de la digestibilidad y de la retención constituye los primeros datos a determinar, para definir un valor nutricional.

Es por ello que el principio en la alimentación es: la calidad higiénica e inocuidad, desde cualquier punto de vista; no puede ser perjudicial para el hombre. Es por ello que necesariamente se requiere de la inocuidad y la seguridad alimentaria, las cuales constituyen una preocupación para los productores, para la industria transformadora y para los consumidores.