TOXINA T2
Esta toxina es un metabolito secundario de la especie Fusarium sp. Afecta principalmente al sistema hematopoyético y el aparato gastrointestinal, también reduce el peso corporal; se presenta diarrea y émesis (vómito), aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos, epitelio mucosal y alteración de la morfología estructural del intestino.
Afecta la zona quimiorreceptora de la médula oblonga, por lo que se presentan signos nerviosos. Los signos clínicos son anorexia (falta de apetito), hemorragias, cambios hematopoyéticos por destrucción de médula ósea, perturbación de la absorción de azúcares e inhibición de la ATPasa (Na-K).
Esta toxina es genotóxica y teratogénica, causa inmunodepresión por depleción del sistema linfoide e inhibe la síntesis de proteínas. Se presenta la disminución de postura, rechazo al alimento contaminado, edema de pulmón y hemorragias en el aparato digestivo y renal. En pollos, produce lesiones orales blanco-amarillentas.

Algunos granos de los cuales se ha aislado a la toxina T-2, aunque no necesariamente como toxina única, incluyen maíz, soya, trigo, avena, grano cervecero, cebada y arroz. También se ha presentado en pasto fresco.

Existen datos que dan apoyo a la teoría de inhibición de la síntesis proteínica, éstos son: Emplumado deficiente de los pollos, aumento de las concentraciones de ácido úrico en la sangre y deposición de cristales de ácido úrico sobre los órganos vitales.